• cartemshop@cmeditores.com
  • (+34) 933 90 31 35
  • Envío GRATIS en 48 / 72 horas
  • Pago 100% seguro
  • cartemshop@cmeditores.com
  • (+34) 933 90 31 35
  • Envío GRATIS en 48 / 72 horas
  • Pago 100% seguro

La Biblia del Oso

120,00 €

Disponible

Descripción

La primera Biblia impresa traducida al castellano, más conocida como la Biblia del Oso, tuvo como traductor a Casiodoro de Reina, un fraile jerónimo español, nacido, probablemente en Extremadura y que ejerció su ministerio en un monasterio próximo a Sevilla.


Casiodoro de Reina trabajó durante doce años en su preparación, huyendo desde Sevilla por diversos países europeos y trabajando casi siempre en la clandestinidad. Su traducción empezó en 1565, y ya cuando había traducido el Antiguo Testamento del Hebreo (habiendo usado la Biblia Hebrea y la Biblia de Ferrara como apoyo lingüístico) tuvo que esperar otros dos años para ver su preciosa biblia al fin impresa. Se publicó en Basilea, Suiza, el 28 de septiembre de 1569, hace ahora justo 450 años. Se colocó la ilustración de un oso, logotipo del impresor bávaro Matthias Apiarius, para evitar el uso de iconos religiosos ya que, en aquel tiempo, estaba prohibida y perseguida con la muerte por la Iglesia Católica cualquier traducción de la Biblia a lenguas vernáculas.


La Biblia del Oso posee los libros deuterocanónicos o apócrifos, al estilo de las biblias católicas, para que no fuera acusada de ser una Biblia reformista o protestante. En la primera página de la Biblia del Oso se transcribe el decreto del Concilio de Trento en cuanto a los libros prohibidos. Allí se afirma que bajo el permiso de un obispo o inquisidor se puede traducir la Biblia a lengua vulgar (como el español), sólo si los traductores son católicos.


La Biblia del Oso refleja la belleza literaria del llamado Siglo de Oro de la literatura castellana. En Historia de los heterodoxos españoles, el erudito católico Marcelino Menéndez Pelayo alabó desde un punto de vista literario a la Biblia del Oso, a la que consideró estar mejor escrita que las versiones católicas de Felipe Scío de San Miguel (1793) y Félix Torres Amat (1825).


Debido a la persecución implacable que sufrió por parte de la inquisición, tan solo han sobrevivido hasta nuestros días 32 ejemplares de la primera edición de 1569, el resto fueron quemados.


Por esa razón, esta edición facsímil editada por el 450 aniversario de su publicación es una auténtica joya para los amantes del idioma castellano y de la Biblia.


LA PRIMERA BIBLIA IMPRESA EN CASTELLANO


Características:


Encuadernación en símil piel color marrón.
Lomo estampado con película de oro.
Estuche guarda-libro similar a la encuadernación y estampado en oro. Cinta de registro.
Cantos dorados.
Impresión en papel verjurado.
Caja de conservación en color blanco estampada con película de oro. Medidas: 23,5 cm. x 17 cm.
Peso: 3,30 kg.